Berlín y los contrastes de su pasado y presente

eltony023 8 julio 2010 0


 Puntos Turísticos Berlín

Contra la difundida creencia que los berlineses son fríos; estos, en cambio, son muy abiertos y amables. Habitan un lugar organizado y prolijo. Un muro los dividió, y su extinción trajo un aire raro, maravilloso y único.

Clima: muy frío en invierno, con heladas, nevadas y lluvias. Veranos templados.

Cuando ir: en los meses invernales, el frío puede volverse bastante molesto para recorrer las calles. Para poder disfrutarlas, el verano es ideal. Pero es también la época de mayor afluencia de turismo, hay mas gente y los precios suben. La primavera es una buena elección: no hace tanto frío y los precios son bajos.

Como llegar: KLM tiene vuelos a Berlín a diario, con escala en Ámsterdam. La tarifa es más económica para estudiantes.

Que llevar: abrigo si es invierno. Alguna campera impermeable. Es una ciudad cara pero no exorbitante. Todo lo necesario puede ser conseguido.

Precauciones: a grandes rasgos Berlín es una ciudad segura. Como de costumbre, se deben tomar las medidas básicas: evitar caminar solo de noche, no descuidar pertenencias, etc. El transito es muy ordenado y respetuoso de los peatones.

Que conocer: culturalmente es riquísima, esto se ve netamente reflejado en sus innumerables museos y teatros. Se puede visitar la East-Side-Gallery (mas grande exposición al aire libre del mundo); donde pueden verse varios metros del Muro. Entre los tantos museos que pueden ser admirados estan el Museo Egipcio, Museo de la Historia Natural, Museo de la Historia de la Ciudad, Checkpoint Charlie (Museo del Muro) o el Museo Judío.

Donde comer: Berlín alberga una importante comunidad de residentes extranjeros. Existen cantidad de restaurantes de comidas tradicionales. Los puestos en las calles son muy recomendables. A no perderse la repostería ni las tradicionales salchichas.

Transporte: como en cualquier otro lugar, la mejor forma de recorrer es a pie. Pero es una ciudad grande, y muy probablemente sea necesario utilizar el servicio público: subtes (U-Bahn), tranvías (S-Bahn), colectivos, trenes o taxis.

Que comprar: libros de arte, muy buenos y baratos, en alemán y algunos en ingles, en español es muy difícil. Ropa en casas de segunda mano: desde la década del `60 hasta la última temporada a precios buenísimos.